UNA APUESTA POR LA CULTURA: EL APRENDIZAJE SITUADO | ARTÍCULO

Subo este artículo de Diana Sagástegui para ampliar información sobre el “aprendizaje situado” y su poder conceptual, así como su validez empírica y aplicación metodológica desde los espacios escolares. Este es el artículo de la semana de utilidad para la Antropología de la Educación y de la Escuela, así como para otras disciplinas relacionadas con la educación y la escuela.

Según Sagástegui “el aprendizaje situado, al concebir la actividad en contexto como el factor clave de todo aprendizaje, ubica a la educación como parte integrante e indisociable de las diversas prácticas de la vida cotidiana”.

Básicamente lo que quiere decir esto es que, formar parte de la práctica cotidiana dentro de un campo cualquiera de conocimiento (panadería, física, equinoterapia…), supone adquirir un rol dentro de esa comunidad de práctica, así como los problemas cotidianos susceptibles de resolución tanto individual como grupal que aparecen al asumir las reglas del mismo. Esto es un proceso de aprendizaje donde el individuo debe hallar respuestas, obtener conocimientos que aplica y reproduce continuamente, y que están ajustados a las necesidades de ese espacio y del rol que se ocupa. De modo que la retroalimentación entre conocimiento y aplicación práctica del mismo resulta en una consolidación funcional de los aprendizajes más relevantes para ese campo de conocimiento.

El aprendizaje situado es una teoría del aprendizaje social, y en artículos como en el de Diana Sagástegui se impulsan los criterios que lo definen para crear idearios de aplicación como desde los entornos escolares, donde habitualmente se reproduce, simplemente, la cultura escolar, sin incorporar en los aprendizajes este tipo de situaciones “reales” donde los humanos reproducen su acción social en espacios laborales de manera cotidiana. La escuela desde este punto de vista produce y reproduce una atmósfera de contenidos que aparecen y desaparecen de la memoria al no ponerlos en práctica en sus espacios de práctica cotidiana. En la escuela se da forma a una “cultura artificial” en el sentido de querer reproducir conocimientos que se alejan de su práctica cotidiana espacio-temporal.

También lo subiré al apartado de la página de literatura sobre Antropología de la Educación y de la Escuela, donde también está el artículo de Lave y Wenger que da forma al concepto de “Aprendizaje situado”. Aquí: https://actividadantropologica.com/antropologia-de-la-educacion-y-de-la-escuela/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s